MECÁNICOS VESPA EN SUDAMÉRICA

Y bueno acá les quiero hablar un poquito de los mecánicos que me dieron apoyo en la primera parte de mi recorrido por Sudamérica, en mi Vespa PX 150cc “Antonia”. quienes se convirtieron en mis grandes amigos y de quienes logré aprender mucho, hasta poder volver a casa reparándola solo en Bolivia y Perú hasta llegar a Ecuador nuevamente.

También pueden servirte si te animas a salir de tu ciudad o país en busca de la libertad que nos da una Vespa haciendo más fácil tu recorrido, porque no son solamente personas que hacen su trabajo por dinero, por el contrario son personas que lo hacen con mucha pasión y entrega, apoyándote de cualquier forma para que puedas avanzar en tu viaje, sea de su parte o con ayuda de su Vespa Club al que pertenece.

Están en el orden según fue mi recorrido al sur y volver, apúntalos ya que servirán siempre.

Napoleón Villarroel (Don Napo)

Taller: Don Napoleón   /    Club: Independiente   /   Quito – Ecuador

DON NAPO

Don Napo es un experto mecánico de Vespa y muy reconocido en Ecuador, inició su experiencia con estos scooters desde muy joven trabajando para la Piaggio cuando llego al Ecuador, se formo por muchos años y ahora es un icono de las Vespa en mi país, es un Sr. muy agradable con quien puedes conversar y reír escuchando sus historias vesperas de su juventud como con también el paso de los distintos viajeros que han cruzado por su taller como los Callejeros Sudamérica, Jhon Silva, el italiano Ilario Lavarra entre otros, cuenta con una colección de Vespas de varios modelos que prenden a la primera  y ese lindo sonido que las caracteriza, sin duda es a quien acude cualquiera que quiere que su motocicleta quede en perfecto estado en mi ciudad.

Yo lo conocí gracias a mi amigo vespero “Andrés Dávila”, un día me dijo vamos te presento a Don Napo y yo con gusto quería conocerlo ya que había oído hablar mucho de él, así que llegamos a su casa donde tiene su taller. nos recibió increíblemente con una amabilidad única que le caracteriza,  le comente que estaba a punto de salir a la ruta y que quería conocerlo, el empezó a contarme de sus visitas viajeras que le habían llegado, me las contó una por una y desde ese momento nos conectamos, luego de una buena charla viendo sus recortes, recuerdos y revistas me pidió que acercará la moto, no dudo ni un segundo y  quiso apoyarme de cualquier modo, así que la empezó a revisarla hasta dejarla en perfecto estado y dándome varios consejos par ami ruta, en ese entonces era mi Vespa Filomena mi primera Vespa que no pudo viajar por sus papeles como ya saben,  al comentarle luego de unos meses este inconveniente cuando logré tener mi otra Vespa Antonia, me apoyo de la misma forma, acá en Quito se dice que si la revisó Don Napo es mas que suficiente, así me quede muy tranquilo para poder salir a la ruta que me esperaba, me apoyo con varios repuestos como cables, frenos, clichés y otros que sin duda me sirvieron en mi ruta.

Don Napo un grande que me ayudó a iniciar mi viaje a lo desconocido y que siempre lo veré como el gurú de las Vespas en Quito.

Luis Jimenez

Taller: Indiamotor   /    Club: Classic Scooter Guayaquil   /   Guayaquil – Ecuador

LUIS JIMENEZ

Bueno este es Luchito,  dueño del taller Indiamotor donde es el centro de reparación de todas las motos del Classic Scooter Guayaquil con quien dirigen con su esposa Karen quien es la presidenta.

Lo conoció en Quito cuando vino para encontrarse con otros vesperos que viajarían al encuentro de Vespas en Colombia – Bogotá, fuimos con Don Isack de Quito, mis grandes amigos Plastiman de Bogotá y Luis jimenes, los cuatro nos aventuramos en el auto de Don Isack ya que halla nos esperaban Vespas listas para movilizarnos durante el encuentro, lastimosamente al llegar a la frontera yo no pude ingresar a Colombia debido a que estaba de garante de una deuda, así ellos continuaron el viaje y yo regrese a arreglar este gran problema.

Luis es hijo de un gran mecánico de la época de Don Napo que de igual manera trabajo con las primeros scooters que llegaron a Ecuador, tiene un familia muy divertida y querida que hacen que tus visitas al taller sean divertidas llenas de risas y bromas.

Ellos se reúnen cada sábado donde hacen su rodada semanal por las afueras de Guayaquil, son un grupo muy grande de todas las edades y gente muy chevere con quienes seguro disfrutaras la rodada.

Cuando partí a mi viaje Luis me pidió que pasara por Guayaquil para poder rodar con su club y para realizar cualquier reparación que faltara a mi Antonia, así llegue y me ofreció darme una semana de clases de mecánica básica de Vespas, ahí logramos remplazar el tren delantero ya que el original estaba un poco descuadrado y me cambio el carburador ya que el que tenia mi moto era de una Vespa 200 y la mía era una 150, así la potencia y el sonido de Antonia cambio y mejoró notablemente, allí conocí a “Dani Rubio” quien ahora es otro viajero Ecuatoriano que ya partió a su ruta al sur junto con su moto Veyaspa con su proyecto Vespa Cool Trip.

Un par de días antes de salir nuevamente a mi camino, salimos con los chicos del club de paseo a una de las playas mas lindas que tiene la provincia del Guayas, exactamente a Playas de Villamil, así me despidieron y pude seguir mi ruta, desde el inicio era a quien cualquier inconveniente que tenia en la ruta preguntaba y me ayudaba, así fue hasta poder volver a topar un mecánico de Vespas en Chile.

Si pasan por Guayaquil no pueden dejar de visitarlo ya que les dará una gran mano como lo hizo con varios viajeros como los Callejeros de Colombia, Dani Rubio de Ecuador, Lalo Michael de México y yo, entre otros más.

 

Luis Altamirano

Taller: Luis Altamirano   /    Club: Independiente   /   Santiago – Chile

LUIS ALTAMIRANO

Cuando trepaba por segunda vez la Cordillera de los Andes desde Mendoza (Arg) hasta Santiago (Chile) luego de asistir al encuentro Nacional de Vespas en Mendoza, al pasar la frontera cruzaba el túnel que divide estos dos países Antonia de repente se apagó, empuje hasta lograr salir del túnel hasta poder estacionar la moto a un costado, sin duda era el lugar mas hermoso para dañarme ya que al salir y regresar a ver me encontré con un maravilloso paisaje lleno de nevados muy cercanos, algo que jamás había visto, maravillado empece a descartar opciones del daño de Antonia uno por uno, a esto aparecieron varios Vespistas Chilenos del grupo “la Brigada” que venían del encuentro, pararon y empezaron ayudarme, así llegamos a la conclusión que la bobina de baja se había quemado, a pesar de que tenia el repuesto no se podía hacer nada desde ahí ya que necesitábamos un punto de suelda para poder sujetar la bobina al plato de bobinas así que decidimos empujarla y cruzar la frontera.

Una vez ya hecho los papeles llego “Katherine Silva” la novia de uno de los chicos “Rodrigo Salinas”, ella manejaba una camioneta así que cargamos la moto y nos fuimos para San Felipe una ciudad antes de Santiago donde ellos vivían, una vez ahí me invitaron a quedarme hasta solucionar el problema, al día siguiente decidimos ir a ver a “Cristian” un mecánico de autos amigo de Rodrigo, ahí logramos dejar la moto perfecta y luego de dos a tres días continué para Santiago.

Bueno al llegar me di cuenta que el embrague estaba mal, tenía que cambiar de discos, así que preguntando y buscando llegue donde “Luis Altamirano” es un mecánico de Chileno que se dedica a la restauración de Vespas y Lambretas,una vez ahí me ofreció su apoyo inmediatamente, mientras cambiábamos los discos de embrague me contaba sus historias con las motos y como es que se enamoro de los scooters, fue un poco rápida mi visita a Luis, a pesar de eso entendí mucho mas del funcionamiento de mi Vespa, me dejo muy buenos recuerdos.

 

Sergio Chamorrini

Taller: Sergio Chamorrini   /    Club: Independiente   /   Santiago – Chile

SERGIO CHAMORRINI

Bueno este Sr. si es un personaje de verdad ahí les va.

Yo me encontraba en Top1 Chile como saben es mi auspiciante de aceite en mi viaje, estando ahí Claudio el Gerente y Propietario del lugar me dice Ruso voy a presentarte a alguien especial te va a caer muy bien y que también quiero que te conozca porque es como tú, jaja.

De repente entró por la puerta Sergio Chamorrini un Sr de mas de 70 años con su chompa azul llena de parches al igual que yo me encontraba ese momento, nos presentaron y claro se sorprendió de mi Antonia y de mi por haber llegado tan lejos en el scooter, así empezamos a charlar y me indicaba que el e había sido campeón de carreras de Scooters por muchos años pero en una Lambretta y que aún seguía corriendo, el es mecánico y piloto, así termine mis cosas con Top1 y me invito a salir a rodar un rato, así salimos y empezamos a llevarnos de lujo, me invitó a su casa muy pequeña donde funciona su taller, el taller era dentro de la casa lleno de posters y recuerdos de sus años de gloria, me pidió darle un chequeo a mi Antonia y a pesar de sus años el se agachaba como un adolescente y se movía mas que yo jaja, un duro.

Al siguiente día me llamo y me dijo que nos encontráramos que me quería llevar a un lugar que yo alucinaría, así llegamos a un taller enorme lleno de carros de carreras de todo tipo, Alfa Romeo, BMW, Porsche, entre otros… Conocí a todo el equipo y me explicaban que ahí preparaban carros para las validas nacionales y bajo pedido, eran mas de 50 carros de lujo pero todos de carreras… dando una vuelta por el lugar fascinado con esos autos, vi a lo lejos una Vespa roja, me llamo la atención e inmediatamente pregunte de quien era y claro era de uno de los Mecánico del lugar, salió vio a mi moto y se maravillo también, así me pregunto sobre los daños que tuve hasta el momento y le comentaba lo que había tenido que no era gran cosa (aún) jaja, le comento que no tenia el extractor del volante magnético y sin dudarlo ni pensarlo se fue a su oficina y salio con un extractor nuevo y me lo regalo, que locura de la nada había conseguido esa herramienta tan necesaria, ahí terminaba de entender que la gente es mejor de lo que creemos y que te dan una mano sin esperar algo a cambio. Creo que pasamos como 4 horas ahí adentro conversando y aprendiendo de los grandes nos despedimos y salimos a otro lugar.

Luego de dar unas vueltas por Santiago llegamos al taller “Baltimar”, ahí salio el propietario Jaime Baltimar un gran amigo de Sergio con quien había competido años atrás, Jaime también era un piloto de carreras de scooters y también había ganado algunas carreras, se emocionó mucho ver mi proyecto de viaje y nos invito a pasar a conocer el taller y a su gente, así conocí a su hija Denisse y a su nieto que también eran pilotos de carreras Denisse ya tenia algunos podios a su favor, entre historias y vueltas al taller viendo sus motos de carreras y las que preparaba para sus clientes se ofreció y me obsequio una llanta para Antonia, era un día genial sin conocerme ya habían dos personas que me habían dado algo que necesitaba y sin pedirlo me lo obsequiaron, era un día soleado y cada segundo que pasaba me sentía mas seguro de seguir al Sur, la gente ganaba ante todo pronostico y dudas, así salimos, nos despedimos y partimos.

Días después de estar con Sergio mi camarada de rodadas, decidió cambiarme los cables de toda la moto (frenos, embrague, acelerador, cambios), dejó la moto mas lista que nunca dándome así una gran enseñanza de respeto, lealtad y nobleza, enseñándome que la pasión por lo que haces puede trascender infinitamente tu vida y la de los demás. Sin duda Sergio Chamorrini se convirtió en un ejemplo de dedicación y un modelo a seguir en mi vida.. Espero verte pronto amigo querido.

 

Daniel Tormey

Taller: Daniel Tormey /  Club: Vespa Club Mar del Plata  /  Mar del Plata – Argentina

DANIEL TORMEY

Desde que partí de Chile para el sur, entre nuevamente a territorio Argentino llegando a Bariloche donde pase un mes trabajando para sacar mas dinero que me sirviera en el sur ya que halla en la Patagonia es muy difícil conseguir repuestos o mecánicos de Vespas, así partí hacia Ushuaia donde tuve uno que otro inconveniente que solucione con la ayuda de amigos de la ruta o de mis propios instintos, recorrí gran parte de la ruta 40 pasando pro el temible paso de ripio de 72 km antes de El Chalten, luego cerca de El Calafate sonó muy duro el motor de Antonia como que algo había caído adentro y el embrague no funcionaba, luego de unos 40 km llegue a un estacionamiento de Campers ya en Chalten donde logramos encontrar el daño con Leandro un muchacho que viajaba con su esposa y sus dos perros en una Combi, el era mecánico así que se me facilito todo, nos dimos cuenta que el bulon, el seguro y el platillo que sostiene la canastilla de embrague se había soltado y caído dentro del motor, así que llame a Daniel Tormey, me indico que debía sacar medio motor y limpiar, buscamos un lugar techado y empezamos a trabajar, mientras trabajamos en la moto recibir una llamada del Fito un miembro del Vespa Club Bahía Blanca quien se preocupo de inmediato indicándome que me mandaría los repuestos que no tenia como una campana trasera que necesitaba urgente y unos empaques que me servirían luego, se comunicó con jorge medina otro miembro de su club quien donó la campana para poder enviarme a Rio Gallegos,  una vez ya limpio me comunique nuevamente con Daniel y me indicó que había hablado con otro grande “Matias Esposito” el presidente del Vespa Club Mar del Plata con quien ya me había conocido previamente en el encuentro de Mendoza meses atrás, habían conversado de mi caso y así lograron enviarme el repuesto a Rio Gallegos a 320 km al sur donde me llegaría en 3 días, ya que enviarme a Calafate donde me encontraba visitando el Glaciar Perito Moreno demoraría 7 días y no podía perder tiempo, partí preocupado, llegue a Río Gallegos sin embrague, retiré el repuesto lo puse y logre seguir tranquilamente, que alegría sabía que tenia gente cuidándome,  llegue al fin del mundo logrando mi primer objetivo muy feliz y satisfecho luego de dos días decidí partir ya que tenia solamente 6 días para llegar a Mar del Plata que se encontraba a 2900 km donde se iba a realizar su encuentro anual, así que empece a subir por la ruta 3 sin parar, así logre llegar a Bahía Blanca, la primera ciudad desde el sur que habían vespas con Club incluido, me recibió Fito, con quien luego al siguiente día partiríamos al encuentro en de mar del plata que estaba a 400 km, en la noche del día que partimos llegamos y nos recibió a la entrada de la ciudad Daniel Tormey con su hijo gemelo, saludamos alfin volvía a verlo y podía agradecerle su ayuda en toda mi ruta hasta ahí, nos invito a su casa y al prender a mi Antonia ya no prendió, Daniel empezó a meter mano y se dio cuenta que era el plato de bobinas nuevamente, así que algo hizo y logro prenderla momentáneamente hasta poder llagar a su taller, una vez ahí dejamos la moto para el día siguiente, mientras tomábamos un buen mate con facturas llego el presi, el Gran Matias Esposito, nos dimos un fuerte abrazo y me invito a pasar esos días en su casa, así fue como logré llegar a tiempo al encentro que estaba por iniciar en un par de días mas, Daniel reparó mi moto y empezó la vespeada en Mardel, logre estar varios días con Daniel y Matias quienes me enseñaron mucho respecto al mundo de las vespas, de como ser un mejor vespista y claro aprendí mucho del motor de Antonia, ya tenia idea de como funcionaba, Daniel y Matias estuvieron siempre presentes a pesar de que estaba a miles de km de ellos, siempre estuvieron ahí escribiéndome, preguntándome y aconsejándome hasta el día de hoy.

Gente muy amable y pendiente de los viajeros, no me dejaron pagar ni un centavo en nada, conocí a la familia de Matias y a la de Daniel, a toda la gente del Club y logre ver a otros amigos del resto de Clubes que meses atrás no los veía desde el encuentro anterior

Ahora se que ustedes son mi familia también amigos.

 

Rubén Guzmán

Taller: La Clínica del Scooter / Club:Independiente / Buenos Aires – Argentina

RUBEN GUZMAN

Rubén Guzmán el tipo mas sencillo y tranquilo del mundo, un vespista Argentino quien a mas de ser mecánico de motos en general, es amante de las vespas desde hace años y es el único Argentino en viajar a Ushuaia en Vespa, es un amigo de esos que no se olvidan nunca, lo conocí en el encuentro de Mendoza, me recibió en la entrada de Buenos Aires y  me invito a hospedarme en “La Embajada” así le hace llamar a su hogar ya que el hospeda a los motoviajeros que se le cruzan, ademas de trabajar en su taller llamado “La Clínica del Scooter y Motos” también trabaja en “Motonetas Clásicas” un lugar que seria una juguetearía para los amantes de la Vespa y de Lambretas, , ademas se que ahora también trabaja conduciendo un transporte, tiene su pareja que es “Anamir” quien también es parte de los Vespa Ratz Latinoamerica, ellos muy gentiles me trataron como de su casa.

Llegue con un problema en Antonia, este fue detectado en Mar del Plata por Daniel Tormey quien se había comunicado con Rubén para indicarle del daño de que la tapa del múltiple debía ser remplazada y eso involucraba sacar y abrir todo el motor. por el tiempo tuve que partir así hasta que llegar a su taller en Buenos Aires. 

Por las mañanas trabaja en el taller de Motonetas Clásicas y por las tarde en el suyo en casa, ahí se encontraba Antonia y todas las tarde llegaba dedicado a dejarla bien, logramos limpiar todo el motor abierto, remplazar los empaques, cauchos y retenes, verificamos el pistón, el cilindro y los anillos , estaban en perfecto estado, así logramos cambiar la tapa del múltiple y lo armamos de nuevo la prendimos, al sacarla a prbar la moto se paro de golpe, era algo malo lo sabía.

Empuje la moto hasta el taller nuevamente realizamos pruebas y no funcionaba bien se atascaba y no dejaba hacer nada, así nos toco nuevamente desmontar y abrir a ver que pasaba, por la falta de tiempo de Rubén en las mañanas ya que trabajaba en otro lado yo me podía a limpiar el motor nuevamente y a dejar el resto de Antonia en perfecto estado, una tarde de esas nos dimos cuenta que era el cigueñal que estaba mal ya, nunca había cambiado el cigueñal y no sabia en que estado estaba realmente por lo que nos toco ver como solucionar ya que yo no tenia tanto dinero como para comprar uno.

Rubén había hablado con Emanuel, el dueño de Motonetas Clásicas donde trabajaba y El sin pensarlo no dudo y le dijo que yo lo visitara para ver como solucionábamos el problema, al siguiente día lo visité, lo volvía a ver desde Mendoza también, que gusto era volverme a encontrar con gente que ya había conocido antes, así que me dio un super descuento de la pieza y me la entregó, yo no tenía dinero para pagar la diferencia ese momento pero el sin dudar me lo entrego y me dijo “me das luego”, cuando estuve en Ecuador de regreso logre pagarle luego de un tiempo. 

Así ya con el Cigueñal nuevo empezamos armar nuevamente el motor de Antonia pero algo no estaba bien, la mitad del blog del motor estaba malo ya, así que empezamos a buscar solución, decidimos llevar al torno y que ahí la arreglaran pero Rubén se adelantó se había comunicado nuevamente con Daniel Tormey y él desde Mar del Plata sin dudar me envió por correo ese medio blog de motor que necesitaba, otra vez me quedaba sin palabras de todo el apoyo e interés que había de por medio por parte de los clubes y los mecánicos hacía mi.

Logramos volver armar todo pero no prendía era algo eléctrico, ahí Rubén gran conocedor hizo su magia y logro encenderla, la saque a probar y andaba perfecto ya no tenia problemas de nada y sonaba espectacular, alfín podía continuar con mi ruta que se había frenado por este problema mas de un mes y una semana.

Así sin mas logre armar todo en Antonia luego de una buena lavada y mimada, me despedí de un grande y pude seguir mi viaje para Rosario y luego para el lindo Uruguay.

 

Alejandro Madinson

Taller: Alejandro Madinson / Club:Los Antiguos Vespa Club / Montevideo – Uruguay

ALEJANDRO MADINSON

Alejo como le conoce todo el mundo es un tipazo, es un mecánico genial que soluciona todo en cualquier momento , es la pieza clave en las rodadas largas uruguayas, Alejo lo conocí por una amiga de allá Lesli una vespera que conocí por los “Vespa Ratz Latinoamerica” de cual soy miembro,  ella me recibió en su casa los días de mi estadía y asi en las salidas con sus amigos conocí a Alejo y a otros vespistas jóvenes, de inmediato se puso a las ordenes y me ayudo a vender mis calcas entre su gente, muy atento y dispuesto a ayudar, me indicó que existía otro grupo grande de allá Los Antiguos vespa Club, quienes querían tener una rodada conmigo para conocer mi historia, así me contacto y salimos unos días después a una rodada por las hermosas costas uruguayas, nos reunimos todos donde uno de los integrantes, realizaron un asado genial y entre cosas conocí a muchos grande amigos de hoy, Nico perdomo, Pato, Sergio, entre otros.

Alejo se contactó con un canal de TV y logramos salir en la pantalla chica en vivo,  presentando mi proyecto en el  taller de él, aunque no llovió durante toda la entrevista, logramos congeniar y así reviso mi moto sin decir nada y le dejo a punto haciéndole un abc. Cada lugar que pasaba me enseñaba algo, cada persona me dejaba sorprendido por la calidez y sencillez de cada uno haciéndome sentir como si yo fuera de ese lugar.

Sin duda en Uruguay vi las Vespas mas antiguas y mejor conservadas de todas.

Gracias Alejo eres genial amigo sos un grande.

 

Derly Stello

Taller: Stello Taller / Club: Herdeiros do Passado / Sta. María – Brasil

DERLY STELLO

Y bien este si fue un tiempo de aprendizaje completo, llegue a Brasil por el sur así pase hasta “Pelotas” una pequeña ciudad de Rio Grande do Sul, llegue donde “El Indio Max” un motoviajero que tiene su motoposada, me comunico con los “Heredeiros du Passado” de Santa María, ahí logre hablar con Cris Stello la esposa del presidente de los Herdeiros, quien me invito a que llegara a su casa cuando llegara a su ciudad, así partí con esa seguridad de tener alguien en este país que me guiara con la gente Vespista, al llegar me recibieron a la entrada y me llevaron a su casa, conocí al Presidente del Club “Darly Stello” un tipo con un carisma altísimo y lleno de bromas, inmediatamente me habilitaron una habitación alado de Lambretas y Vespas, algo genial,  me instale sin pensar que vendría una experiencia única.

Antonia estaba perfecta no tenia inconvenientes, así que lo que se realizó fueron cosas de estética, le añadimos algunas cosas, pintamos los desgastes, cambiamos las llantas por las nuevas, era mi primer cambio de llantas desde Ecuador, siempre estábamos con gente ya que sus amigos se reúnen constantemente entre ellos los del grupo Herederos del Passado con quienes compartí muchos asados, rodadas dentro y fuera de Santa María inclusive me invitaron a una exposición de autos clásicos donde Antonia no paso desapercibida y me pidieron que la paqueara alado de la carpa principal donde cada persona que pasaba la admiraba y se tomaba fotos, hasta me encontré con un señor que había conocido en Ushuaia algo muy loco, estuvimos en otra exposición de Volkswagen Escarabajos de todo tipo y claro conocí mucho de la historia de esta linda ciudad.

Decidí quedarme unos días mas ya que la familia de Derliz y de Cris eran geniales, compartíamos momentos inolvidables, probé la mejor “Feojada” de Cris, la mejor del mundo todos los días jaja, era un deleite, Cris trabaja con su hija Stephany en un local de mascotas por lo que son amantes de los animales por esta razón tenían en su casa como 5 perros, 4 gatos, gallos y gallinas, me levantaba todos los días con el canto del gallo y salia a reírme con las chicas de la casa (Stella, Stephani, Kathellen y su hijita Cecilia), por las tardes ya estaba Derliz con quien inmediato nos poníamos a trabajar en Antonia o en otras motos, entre esas tarde me dijo te voy a dar algo Ruso, saco una caja llena de stickers y me regalo algunos de los Vespa Clubes de Brasil que no iba a lograr visitar porque debía partir pronto para Paraguay y volver a Bolivia para un evento de TOP1 en el Salar de Uyuni, también saco otra caja llena de billetes antiguos de Brasil algo genial, era un coleccionista nato como yo jaja, así que me pidió verlos y que escogiera uno de cada uno que este repetido, así que me tome mi tiempo y ya tenia una linda colección de billetes y mi colección de stickers estaba creciendo mas y mas.

Sin duda ese mes y medio con ellos fue muy gratificante, logre aprender un poco mas el Portugués, me ensenaron lugares magníficos, aprendí hacer la mejor feojada , me admire como la gente que llegaba por su casa siempre lo saludaban y lo visitaban llenos de alegría, no había espacio para la tristeza ni el enojo,, todo ahí fue calma y seguridad, este fue una experiencia con una familia grande que jamas olvidare, se convirtieron en mi familia Brasileña y eso no lo quitará nadie.

Siempre gracias Papa Stello.

 

Darío Gonzalez

Taller: Darío Gonzalez / Club: Independiente / Asunción – Paraguay

DARIO GONZALEZ

Cuando llegue a Asunción en Paraguay me recibió el presidente del Vespa Club Paraguay “Gustavo Mendieta” un ser genial muy alegre lleno de buena vibra y siempre sonriente,  me incito a su casa un par de días y así me puso en contacto con mas gente del club, a esto me comunique con Diosnel Marín y Carlos Richardi dos Vespaviajeros Paraguayos que han recorrido muchos lugares y quienes también son miembros de los Vespa Ratz Latinoamerica, así luego de pasar unos días con Gustavo,  me fui a casa de Diosnel un poco mas central en la ciudad, ahí me presento a su familia y a los integrantes del Vespa Club Asunción, me indicó que si necesitaba algo que hacerle a a moto debía llevarle a “Darío Gonzalez”, al siguiente día me propuse ir a verlo siempre me acompañaba Carlitos, quien hace todo en una de sus Vespas también, al llegar me presente con Darío y su hermano quienes trabajan juntos en el taller, cruzamos palabras con un ar de cervezas y se puso a las ordenes con el taller, así que con eso le comente que tenia un sonido al verificarlo era nuevamente la tapa del múltiple nuevamente se había rasgado, así que me pidió dejarle la moto y que mañana pasara  ver que hacíamos, al siguiente día lo fui  a ver y me tope con la sorpresa de que ya le habían abierto el motor, cambiado el repuesto y armado ora vez,, era genial estaba lista en un parpadear, me quede sin palabras, me indico que el repuesto lo había facilitado otro chico del Vespa Club Mamanga, así conocí a otros clubes de la ciudad y logre rodar con cada uno de ellos, en las rodadas también se sumó Darío con su hijo, al ver que mi luz frontal era muy baja debido a que mi moto no lleva batería, se comprometió a instalarme una luz led adicional sacando energía desde el plato magnético y así poder tener mejor visibilidad en las noches.

Dario un tipo sencillo que se gano mi respeto y admiración por hacer lo que hace con amor y entrega.


 

Bueno esta es mi historia con los grandes Mecánicos que encontré en mi camino, espero que les sirva de guía para sus próximos viajes por Sudamérica en su Vespa.

Todos y cada uno de ellos hicieron lo posible por mi bienestar y el de Antonia, nunca me cobraron un centavo ninguno de ellos, demostrándome que la pasión por estas motos puede ayudarme a llegar donde yo quera.

Salí desde Quito sin saber absolutamente nada mas que cambiar la llanta, gracias a ellos y a mi instinto diario he logrado entender el funcionamiento de la Vespa y he podido solucionar inconvenientes en mi ruta yo solo e inclusive he podido ayudar a toros vespistas que me he cruzado.

El viaje es un aprendizaje que te enseña cosas diarias probándote a ti mismo cuanto puedes aprender de ti y de los demás, te presenta a personas increíbles que no dudan en darte una mano sin importar la condición que te encuentres, sin su ayuda no hubiera llegado a casa sano y salvo por eso y por mucho mas les agradezco a todos por estar y ser parte de mi historia, quedo en deuda eterna y con ganas de volver a visitarlos en algun momento de mi vida.

Respecto a todas las demás personas involucradas también haré un post incluyéndolos, acá solo quise poner la historia de estos grandes seres humanos.

Los recordaré por siempre amigos queridos, cada uno de ustedes en mi vida es un mentor de la ruta.

 

Con el apoyo y auspicio de:

 

IMAGEN REFERENCIAL